Cocinas - LAMINADO Blanco

Un cambio radical con cambios claves

Guilaine-d_Harcourt-Cuisine-8
Guilaine-d_Harcourt-Cuisine-2
Guilaine-d_Harcourt-Cuisine-6-Rideau-blanc

Maroussia es la propietaria de un estudio de 80 m2 en París. Después de vivir su piso varios años soñaba con tirar tabiques y dejar que la luz se extendiese por su apartamento. Para ello no se necesitaron grandes reformas y con pequeños cambios se ha transformado este apartamento.

Originalmente, el apartamento contaba con una entrada grande pintada de rojo y una cocina estrecha de tonos amarillos y grises. A pesar de su encanto inherente, la disposición y el diseño limitaban su potencial luminoso y espacial.

La clave del proyecto fue la decisión de derribar el tabique entre la entrada y la cocina. Estos espacios quedan fusionados creando un espacio abierto y luminoso que conserva una amplia entrada al apartamento pero también permite ampliar la cocina a la que se le añade una cómoda zona de comedor. La nueva cocina se diseñó en un luminoso LAMINADO Blanco que hace que la luz se expanda por toda la casa.

Otra de las premisas al llevar a cabo este proyecto era no excederse en el presupuesto. Para ello se tomaron decisiones claves y muy inteligentes. Se mantuvo todo lo existente que estaba en buen estado: los armarios de cocina existentes, que estaban en buen estado, reduciendo significativamente el presupuesto.

Esta renovación demuestra que no se necesita un presupuesto exorbitante para transformar un espacio. A través de decisiones inteligentes, como la reutilización de elementos existentes y la selección cuidadosa de materiales y mobiliario, este apartamento parisino ha sido revolucionado, convirtiéndose en espacio reposado y lleno de luz. 

JDM_20072023_303
Guilaine-d_Harcourt-Cuisine-5-Poutres-blanches
Guilaine-d_Harcourt-Cuisine-4
Guilaine-d_Harcourt-Cuisine-8
Guilaine-d_Harcourt-Salon-9-Enfilade-vintage-table-basse-noire
Guilaine-d_Harcourt-Salon-3-Canapé-Table-basse

Proyecto:

Guilaine d’Harcourt

Fotografías:

Joao de Moura